Un centenar de profesionales de veinte entidades sociales de Euskadi atienden a las mil personas sin hogar que han utilizado los refugios de las tres capitales vascas durante el confinamiento

un-centenar-de-profesionales-de-veinte-entidades-sociales-de-euskadi-atienden-a-las-mil-personas-sin-hogar-que-han-utilizado-los-refugios-de-las-tres-capitales-vascas-durante-el-confinamiento
  • El departamento de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno vasco pone en marcha el programa Lehen Urratsa, para ofrecer alternativas de alojamiento con apoyo e itinerarios de integración social a las personas que vivían en la calle antes del confinamiento
  • La consejera de Empleo y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal, destaca que la crisis sanitaria “nos ha abierto una oportunidad para poder ayudar en la inclusión de las personas sin hogar”

Bilbao, 05 de junio de 2020

Un centenar de profesionales de veinte entidades sociales de Euskadi atienden a las mil personas sin hogar que han utilizado durante el confinamiento los refugios habilitados para su alojamiento en las tres capitales vascas. Estos refugios son los recursos que se han instalado en polideportivos, frontones y otras instalaciones a consecuencia del confinamiento. Un importante trabajo de seguimiento que se realizará gracias al programa ‘Lehen Urratsa’, impulsado por el departamento de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno vasco y que se ha dotado con dos millones de euros.

Esta mañana una representación de estas entidades sociales que colaborarán en ‘Lehen Urratsa’ ha explicado a la consejera de Empleo y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal, cómo pretenden desarrollar esta labor de ayuda, cuyo objetivo es ofrecer alternativas de alojamiento con apoyo e itinerarios de integración social a las personas sin hogar que han utilizado los refugios de Bilbao, Vitoria-Gasteiz y Donostia.

En el encuentro han estados presentes David Tellería, gerente de Peñascal Kooperatiba; y representantes de Bizitegi, Agintzari, Erain Sociedad Cooperativa, Cáritas y Fundación Ellacuria. A estas asociaciones, se suma el trabajo que desarrollarán a través del programa ‘Lehen Urratsa’ Cruz Roja (Álava); Zabalduz Kooperatiba Elkartea; y la Asociación Arrats.

Además de ellas, también han estado presentes representantes de las fundaciones Etorkintza y Gizakia, participantes junto a la Fundación Jeiki y Agipad del programa ‘Erdu’. La iniciativa Erdu está centrada en la atención de personas con problemas de adicción, algunas de ellas usuarias también de los refugios.

Y, finalmente, se ha contado con la presencia de responsables de Bizkaisida, una de las cuatro asociaciones que han gestionado el programa ‘Aterpeak’, puesto en marcha al principio del confinamiento para atender en estos refugios a las personas sin hogar. Además de Bizkaisida, han participado de ‘Aterpeak’ Cáritas y Cruz Roja.

Lehen Urratsa

Los refugios instalados en las tres capitales vascas han acogido tanto a personas que ya vivían en la calle, como a otras que, por efecto del confinamiento, se habían visto abocadas a la pérdida del alojamiento del que disponían (vivienda en alquiler, habitación, pensión, hotel, etc). El programa ‘Lehen Urratsa’ busca ofrecer, ahora, alternativas que permitan a estas personas retomar o iniciar itinerarios de integración social, sin verse abocadas a tener que vivir de nuevo en la calle el día que se cierren definitivamente los recursos. También, tiene entre sus objetivos, evitar la cronificación del ‘sinhogarismo’.

Los perfiles de las personas usuarias son muy variados: hombres sin hogar en situación de exclusión grave y con largo recorrido en la calle; mujeres sin hogar en situación de exclusión grave; jóvenes migrantes no acompañados (algunos de ellos egresados en su momento de la red de protección) que, en algunos casos, cursaban estudios antes de marzo y han visto interrumpido su itinerario de integración; jóvenes sin hogar (mayores de treinta años) con adicciones y/o con problemas de salud mental agregados.

Para cada uno de los perfiles incluidos se contemplan distintas alternativas: alojamiento en pensiones o albergues con acompañamiento social por parte de un equipo especializado en la atención a personas sin hogar; viviendas con apoyo para mujeres sin hogar; centros de primera acogida y alternativas de alojamiento con apoyo para la inserción para jóvenes migrantes no acompañados; y alternativas de alojamiento y de atención diurna para jóvenes con adicciones y, en algunos casos, con enfermedad mental.

La consejera de Empleo y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal, ha agradecido a las entidades sociales su participación en el programa Lehen Urratsa y les ha trasladado que, a pesar de la difícil situación social generada por el covid-19, “también se nos ha abierto una oportunidad para poder ayudar en la inclusión de las personas sin hogar”.

El programa ‘Lehen Urratsa’ forma parte de la decena de iniciativas impulsadas a través del fondo Inor atzean utzi gabe, dotado con diez millones de euros, para atender situaciones de riesgo, exclusión y/o pobreza derivadas o agravadas por el covid-19. Gracias al mismo, también ha sido posible impulsar programas como Betirako, de apoyo psicológico en situaciones de duelo; o Aukerak Suspertzen, de apoyo educativo comunitario a niños y niñas, entre otros.